Estimulación Prenatal

    Desde antes de nacer y durante los primeros años de vida, el sentimiento de saberse amado es vital para sobrevivir y enriquecer la vida emocional en la historia única de todo ser humano.

En la Biblia podemos ver cómo esta etapa de la vida esta llena de sensibilidad y conciencia.  Las experiencias vividas desde antes de nacer y durante la infancia, no solo se almacenan en la memoria “cerebral” sino también permanecen en la memoria “celular”,  en el cuerpo, en nosotros mismo y son la posibilidades de expresión durante la vida adulta.  

Existen dos poderosas fuentes formadoras de circuitos neuronales:

1.- El vinculo afectivo a través del amor 

2.- La estimulación sensorial por medio de la música

     Crear un nuevo vínculo afectivo prenatal es una experiencia de seguridad y renovación, como una fuente de placer, para ambos; los padres y el bebé. Las voces, la música y tu presencia calidad son recursos para establecer y nutrir el vínculo afectivo con el bebé por nacer.

Los pequeños que han sido estimulados acústicamente durante el periodo prenatal se desarrollan mejor tanto de manera física como intelectual y, por supuesto, emocionalmente. Las conexiones de las primeras experiencias vitales explican-más de lo que suponemos- lo que somos ahora. Es como una forma de continuidad.