TESTIMONIO DE MARIO ALBERTO MOLINA ALFONSO

MARIO ALBERTO MOLINA ALFONSO  
 
   
       Tengo 29 años actualmente, pero en mi época de juventud, a pesar de que desde los 4 años he estado asistiendo a una Iglesia Bautista, acepte a Cristo hasta los 15 años de edad. A pesar de eso mi vida como joven muy pocas veces fue totalmente agradable a Dios.
      Asistía regularmente a la iglesia, leía las Escrituras, las Memorizaba, oraba y trataba de servir un poco en el grupo de jóvenes de mi iglesia. Aún así el mundo me atrajo a través de la música mundana. Gracias a Dios, él me protegió de drogas, vicios, mujeres, pero en la música si fui muy tentado. Había una música en particular que llego a ser un ídolo a mi vida, y fue la música electrónica. A través de los años fue atrayéndome más hasta asistir a algunos conciertos con algunos amigos.
        Cada día que pasaba este mundo de la música fue muy atractivo para mí, y aunque no coincidía con el estilo de vida de estos jóvenes que escuchaban este estilo de música (como: maneras de vestir, cortes de cabello, alcohol, drogas) si coincidía en la necesidad de escuchar este tipo de música para ser "feliz"; aunque por dentro siempre sabía que no era correcto y que era un ídolo en mi vida, y que estaba siendo mal testimonio. Fue muy difícil para mi abandonar este estilo de música que ya estaba muy arraigado en mi corazón, fue a través de la disciplina de Dios que pude apartarme totalmente de estos conciertos y tirar toda esa música que deshonraba a mi Señor. Dios tuvo que tratar muy fuerte conmigo para recordarme que era de Él y para recordarme que mi felicidad y mi vida entera le pertenecía a Él, nada ni nadie debe de ocupar nuestro corazón si no solo el Señor.
 
      Cuando Dios me disciplinó a través de un accidente automovilístico, en el cual solo tengo algunas cicatrices en el rostro, pude volver mi corazón a Dios. Fue poco a poco que decidí empezar a escuchar la música verdaderamente cristiana, al principio me costó un poco entender cuál música cristiana era agradable a Dios y cual música pseudocristiana no era agradable a Dios. Fue a través de las enseñanzas en mi iglesia, a través de la enseñanza de mis pastores, a través de conocer más a profundidad la doctrina de Romanos 12:1 (No os conformeis a este mundo), que pude cada vez más y más comprender que existe aún música cristiana que no es agradable a Dios. 
 
       Actualmente trabajo de pastor de jóvenes en mi iglesia, en la iglesia donde conocí a Cristo y donde he crecido en la fe. Y puedo ayudarle a los jóvenes a que no cometan los mismos errores que yo he cometido en el pasado.
 
                                     
                         Espero que este breve testimonio pueda servirles.  Dios le bendiga.
Atte. Mario Alberto Molina Alfonso  
Pastor de Jóvenes  
Iglesia Bíblica Bautista Horeb  
"La Iglesia para su Familia"  
4a. Norte Oriente # 2282 
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas